El novillero Rodrigo Molina ha puesto fin a su carrera profesional según ha confirmado su apoderado Emilio Rivero: “Rodrigo ha tenido un gesto sincero y cabal. Molina ha tomado una decisión realmente dura y muy difícil de aceptar, pero ha sido en consecuencia por no tener los resultados esperados. Rodrigo Molina quiere expresar su máxima gratitud a la afición y a las empresas que lo habían anunciado, además de pedir disculpas a todos”.