Carlos Crivell.– Para Rafael Serna esta fecha del domingo 24 es lo que siempre ha soñado. “Esta alternativa es parte de un sueño que se hará realidad, pero este sueño tiene otra parte que todavía debo cumplir. Siempre soñé con tomar la alternativa en Sevilla y lo voy a lograr. Es mi tierra, es mi plaza, ante mi gente, no hay marco mejor. Ahora debo triunfar para que el sueño se cumpla por completo”.

Desde su debut con caballos en Huelva en 2015, Serna ha recorrido un camino de triunfos y lucha hasta ahora. “Es el comienzo de una vida nueva, lo que llevo buscando hace tiempo que ahora empieza. Pienso que estoy preparado para tomar la alternativa. Estoy muy mentalizado, tengo una ilusión enorme, las mayores esperanzas puesta s en que soy capaz de responder en los retos de este tiempo nuevo que ahora comienzo”.

Como le ocurre a su compañero Aguado, hay algunas cosas que no ha podido cumplir como novillero. “He vivido momentos muy bonitos, pero es verdad que me han quedado algunas cosas por realizar. Estoy muy orgulloso de otras que he conseguido. Ahora ya lo que importa es que tengo unas expectativas muy altas para el futuro. El pasado ya no se puede cambiar, aunque es verdad que faltaron algunas que intentaré cumplir ahora como matador de toros”.

El capítulo de agradecimientos es amplio. “No puedo olvidar a José María Almodóvar, que fue el que confió en mí desde el principio y ha permanecido siempre a mi lado. También a Luis de Pauloba que fue el que me enseñó a torear y sigue conmigo. También me ha ayudado Francisco Rivera Ordóñez. Ha habido mucha gente que ha estado a mi lado. Y por supuesto, agradecido a mi familia que ha sufrido esta profesión tan dura y me ha apoyado siempre”.

El futuro en esta profesión no es fácil para nadie. Rafael mantiene sus ilusiones en el futuro. “Mi ambición es la misma que la de todos, es torear en todas las ferias y competir con los mejores. Llegará ahora o será más tarde, pero para ello espero estar siempre preparado. Tengo la oportunidad de poder conseguirlo, dependerá de mí, así que no me queda más que seguir trabajando cada día para lograr ese sitio”.

Rafael Serna mantiene la duda sobre su padrino. “Me fastidia que Manzanares no sea mi padrino de alternativa. El que sea será un padrino de categoría, lo que pasa es que ya estaba mentalizado con José María y ahora cuesta quitarse esa idea de la cabeza. Al menos, será mi padrino de confirmación en la plaza de Acho”.

Para este sevillano, “el triunfo en la alternativa sería una recompensa a todo un esfuerzo. La etapa de novillero ha sido dura, he vivido muchas cosas como alguna cornada, de forma que el triunfo en esta corrida sería el premio a tanto tiempo de dedicación al toreo. El triunfo, siendo sevillano, sería muy importante. No habría mejor comienzo como matador de toros. De todas formas, solo el hecho de estar anunciado ya es un triunfo. Queda rematarlo”.

Serna se irá este invierno a torear en América. “Es algo fundamental porque será de mucho aprendizaje y supondrá mantener la continuidad para la temporada española”.

Ese día Serna estrenará un terno “que no será blanco del todo”, que ha sido diseñado por el pintor Ricardo Suárez con temas de la Iglesia del Salvador de Sevilla. Lo ha plasmado la sastrería de Algaba, “y es un traje muy especial”.