Rocío de la Oliva Martos.– Bajo el lema “No todo vale”, referido a la cantidad de indultos que se han producido en estos dos últimos años, la Asociación Nacional de Presidentes de Plazas de Toros de España (ANPTE) se ha reunido en Madrid como cada año a final de temporada.

Desde el viernes 27 de octubre han tenido diversidad actividades, como una conferencia a cargo de D. Borja Cardelús, Gerente de la Fundación de Toro de Lidia, para la concienciación de la importancia de la unidad de todos los sectores del toro en ella.

Otra conferencia sobre “Los hombres y los animales en su sitio”, a cargo de D. Miguel Cid y D. Miguel Luque. Y por último, una mesa redonda donde se han tratado los distintos enfoques de la presidencia en plazas de primera categoría. En ella han participado D. José Luque Teruel (Presidente de la Real Maestranza de Sevilla), D. Matías González (Presidente de la plaza de Bilbao), D. Antonio Miguel Palomo (Presidente de la plaza de Zaragoza) y D. Jesús Martín Gómez (Presidente de la plaza de Las Ventas), la cual ha sido moderada por David Casas. Podríamos resaltar como importante la diferenciación que hace el presidente de Sevilla, que dejó claro que en cada plaza hay un toro, una afición y una historia, por eso es distinta la forma de actuar del presidente en cada palco y distinta la forma en la que el aficionado ve los toros.

También han tenido momentos lúdicos para relacionarse con más tranquilidad, como una visita al museo de Las Ventas y una cena de hermandad.

Todo ello para terminar con la Asamblea donde se han debatido asuntos internos de la asociación y se han llegado a las siguientes conclusiones:

– Apoyo de ANPTE a la integridad y el análisis postmortem.

-Llama a la preservación de la suerte de varas.

-Apoyo a la Fundación de Toro de Lidia.

-Preocupación sobre la interpretación del Reglamento y llamada al no incumplimiento del mismo.

-Valores éticos de la corrida a la española, desde la integridad y el triunfo del hombre sobre el animal, hasta la vuelta al ruedo como premio al mismo si ha sido digno merecedor de ella.