Rocío de la Oliva Martos.- Ha   llegado el frío y comienzan los cambios en las filas de los que dirigen las carreras profesionales de los toreros. Por ello, le traemos a nuestros lectores el nuevo enfoque que pretende cada matador y novillero para la temporada 2018.

Uno de los primeros en anunciar el cambio ha sido Álvaro Lorenzo, al que le acompañaba la casa Lozano desde su etapa novilleril, el nuevo mentor será Nemesio Marías. Álvaro tuvo una brillante trayectoria como novillero, hasta la alternativa en mayo de 2016 que se la dio El Juli y junto a Castella. Esta temporada ha toreado doce festejos, incluyendo su confirmación en Madrid.

Por su parte, Nemesio Matías ha puesto fin a su relación con Fortes, a quien acompañaba desde hacía cuatro temporadas. En sus declaraciones se refiere a Álvaro como “una nueva ilusión para trabajar con dedicación, es un torero con mucha proyección”. Fortes continuará con Nacho de la Serna, que se estrena como apoderado, quien en su día fuera novillero y después periodista taurino ha cerrado el acuerdo por tiempo indefinido.

 Javier Castaño ha roto con Tiburcio Lucero y Juan Ruíz para irse con SINTA, empresa presidida por Agustín Trapero y de la que forman parte Ramón Calderón, Félix Fernández, Raúl Montero y Pepe Flores. En un comunicado la empresa asegura que  “nos ilusiona compartir con el torero el reto de conseguir que esté presente en todos los carteles de las grandes ferias, tarea para la que todos los componentes del equipo estamos muy motivados”.

Daniel Luque, quien ya nos tiene acostumbrados a frecuentes cambios no solo en sus apoderados, sino en su cuadrilla, lo ha dejado con Ángel Lillo, hasta hace poco formaba equipo con su hermano Eloy, quienes prometieron una exclusiva de treinta corridas al diestro. Lillo ha expresado su “decepción tras conseguirle veinticuatro corridas, teniendo en cuenta en la situación en la que se encontraba el torero”. Luque ha cumplido diez años de alternativa esta temporada y afrontará el 2018 junto a Roberto Piles, dispuesto a reafirmar el gran momento que atraviesa y que dejó patente cortando una oreja y ofreciendo gran dimensión el 12 de octubre en Madrid.

El torero de Espartinas, Borja Jiménez, concluye su relación con Dionisio y Álvaro Dévora, quienes ha dirigido su carrera durante este 2017, para irse con Pepe Amilburu. Realzar la carrera del espada y la confirmación en Madrid son los principales objetivos del nuevo apoderado.

En cuanto a las figuras, Sebastián Castella deja a Curro Molina y se va con Simón Casas, quien combinará la carrera de su compatriota con la dirección de Las Ventas, Valencia o Nîmes, y el apoderamiento de Paco Ureña, ya que recientemente ha roto con Rafaelillo.

Morante de la Puebla, que actualmente se encuentra retirado tras la fatídica tarde en El Puerto de Santa María en agosto, volverá a los ruedos de la mano de Manolo Lozano tras dejar a ETMSA, el nuevo mentor pretende que reaparezca en la segunda mitad de junio, evitando así Sevilla y Madrid.

Juan Bautista se vincula con Manuel Martínez Erice y rompe con José Ignacio Ramos y Mariano Jiménez.

El peruano Joaquín Galdós que durante esta temporada ha sido dirigido por Antonio Sanz, con quien ha cerrado 2017 con diecinueve corridas, se va con el ganadero y gerente de la empresa “Lances de Futuro” José María Garzón.

El resto de rupturas que aún se encuentran a la espera de un nuevo sustituto son: Gonzalo Caballero e Hipólito Sánchez, Antonio Nazaré con Joaquín y Alberto Morales (propietarios de Torrehandilla y Torreherberos) , Varea y Alberto García, Juan Leal con Nacho Matilla y Ángel Casto tras dos años juntos, Emilio Huertas y José Antonio Galdón tras cuatro temporadas, Pérez Mota y Rafael Corbelle, Cristian Escribano y Curro Cruz, “El Capea” y Andrés Caballero, Julio Benítez y Tomás Campuzano, Fernando Robleño y Rafel Corbelle y por último Pepe Moral y Rafael Corbelle.
En ésta misma situación se encuentran los rejoneadores Mario Pérez Langa y Víctor Losa que lo ha dejado con Julián Alonso y Pedro Moreno, respectivamente.

Entre los matadores y rejoneadores que no tenían a nadie la temporada anterior y han encontrado un mentor encontramos a Chechu que se une a Alberto Morales y Juan José López que se vincula a Juan Carlos López.

En el mismo plano encontramos a los siguientes novilleros:

El alicantino Borja Álvarez que cuenta con un nuevo equipo para alcanzar el objetivo de tomar la alternativa en las Hogueras de la ciudad levantina, se compone de Vicente Glán y Lázaro Carmona. El novillero ha manifestado que son de su máxima confianza para afrontar un momento clave en su carrera.

También entre los novilleros sin picadores hay movimientos. La cordobesa Rocío Romero caminará junto al gerente de Tauroemoción, Alberto García. Tras ganar los certámenes de Peñaranda de Bracamonte y Ledesma, y siento finalista, entre otros, de Bougne, Villaseca de la Sagra, Candelada y Sevilla, el objetivo es una fuerte preparación en invierno y debutar con caballos a principio de temporada.

Igualmente están Adrián Velasco que es apoderado por Javier González, Jorge Rico por Pedro Chicote, Jesús Vela por Juan Antonio Medina, Aaron Rodríguez por Evaristo Olcina y Alejandro Gardel por García Tamarit.