El novillero de La Puebla del Río, triunfador en las de promoción de 2017, debuta el jueves con picadores en Sevilla entra una gran expectación.

El jueves 14 de junio debuta en Sevilla con picadores el novillero Daniel de la Fuente (La Puebla del Río, 1995), sevillano paisano de Morante, que se ganó este contrato después de ser el triunfador del ciclo de novilladas sin picadores de julio en la Maestranza. En los ambientes toreros de Sevilla se sabía que ‘Liqui’, nombre de guerra por el que era conocido en sus comienzos, había llamado la atención en algunas novilladas sin picadores. Su paso por Sevilla, primero ante un eral de Cayetano Muñoz y luego en la final con los de La Peregrina, fue una verdadera sorpresa para muchos. La fecha de la presentación con picadores ha llegado. Daniel nos habla de su andadura y de su vocación torera.

Me he criado en un ambiente taurino, en el campo acudía a muchos tentaderos y era un mundo que me gustaba, aunque nunca tuve claro que quería ser torero. Cuando tenía quince años empecé a ponerme delante y ya me entró el gusanillo. Ya no hubo manera de frenarme y me impuse luchar por este sueño de ser torero”.

¿Quiénes te han apoyado en estos años de aprendizaje?

He tenido la suerte de tener a mi lado a muchas personas que me han alentado y han estado siempre a mi lado. Hay maestros como Morante o Dávila Miura, que han sido fundamentales. También ha estado siempre a mi lado Rafa Peralta, pero sobre debo estar agradecido a mi familia que siempre han estado a mi lado. Y mucha más gente, algunas de ellas que me mandan su ánimo, que me paran por la calle para desearme suerte a pesar de que a muchas ni las conozco”.

¿Cómo recuerdas las novilladas sin picadores del pasado año? Hay quienes las critican porque algunos chavales os lo jugáis todo con un novillo.

Tengo un gran recuerdo de las novilladas sin picadores de julio de Sevilla del año pasado. Creo que son necesarias porque hacen afición entre la gente joven. En mi caso, no tengo más que buenos recuerdos de la primera novillada y de la final. Hay que contar con algo de suerte, sobre todo porque en la primera novilladas solo teníamos un novillo para poder mostrar nuestras cualidades, pero siempre soy partidario de torear en Sevilla sin picadores en julio. El ganado es  de categoría, la gente se porta muy bien en un gran ambiente y es bueno para todos que se celebren”.

¿Cómo te has preparado para esta cita trascendental para tu futuro?

En el invierno he podido asistir a muchos tentaderos. Agradezco a los ganaderos que me hayan permitido la posibilidad de torear algunas vacas. No he toreado en público antes de esta novillada del jueves. Es un lujo poder debutar con picadores en Sevilla. Soy joven, tengo muchas cosas que aprender, pero ahora mi deseo es ser torero. Creo que llego preparado, pero de lo que estoy seguro es que le voy a poner el alma en esta novillada. Llevo ilusión y estoy mentalizado para esta presentación”.

¿Cómo puede ser el resto del año?

Me gusta centrarme en el día a día. Mi logro principal es avanzar y mejorar en cada entrenamiento. Quiero crecer cada día. Mi meta en este año es poder llegar a ser mejor torero y mejor persona, que es algo que también merece la pena y no debe dejarse a un lado. Pienso que puedo torear un buen número de novilladas en esta temporada, pero también depende mucho de lo que ocurra el jueves en mi presentación. De momento lo que me interesa es llegar a este día despejado y con las ideas claras”.

¿Sueña con ganarse la novillada de septiembre en San Miguel que está abierta para triunfadores?

Creo que a todos los novilleros que toreamos este año en Sevilla tenemos el sueño de poder torear en San Miguel. Por eso merece la pena hacer un gran esfuerzo este jueves, porque la recompensa es volver a pisar la Maestranza en septiembre. Esa novillada abierta es algo muy bueno para la fiesta y se lo debemos agradecer a la empresa”.

¿Le ilusiona ser un nuevo torero para Sevilla?

Me esfuerzo para ser torero y Sevilla, que es la cuna de grandes toreros, necesita que sigan surgiendo nombres nuevos. Me quiero sumar a ese carro para ser un buen torero de Sevilla”.

¿Cómo es Daniel de la Fuente como torero?

Me encuentro más seguro con la muleta, porque es lo que más se practica. Con el capote no es fácil torear en el campo. Espero que algún día pueda torear bien con el capote. Y con la espada no ando mal del todo. Desgraciadamente hoy cuentan muchos las orejas, pero para mi satisfacción siempre quedará una buena faena. Quiero torear bien y me gusta hacerlo con ese sentimiento que tango gusta en esta tierra”

¿Cómo se inspira?

“Me gusta ver imágenes de toreros antiguos, como Pepe Luis y Manolo Vázquez, Antonio Ordóñez, Manzanares padre, Antonio Bienvenida… Aprendo mucho de esa torería que tenían, de la forma de andar por la plaza, de sus maneras ante el toro. Eran toreros en la más amplia expresión de la palabra, algo que hoy también se está perdiendo. Y de los actuales, lógicamente mi ídolo es Morante”.

Tiene muchos partidarios que ya el año pasado le animaron mucho. ¿Le gusta llevar a tantos seguidores?

“Me gusta que vayan muchos partidarios a la plaza a animarme. Es bueno para el torero y también para la fiesta, que está necesitada de esos partidarios que sustentan los espectáculos. Me encanta que en el tenido haya amigos a mi favor, porque se alegran y sufren conmigo. Creo que no perjudica tener gente a tu lado en todo momento”.