El delegado del Gobierno andaluz, José Luis Ruiz Espejo, ha mantenido una reunión con los equipos gubernativos taurinos con vistas a la preparación de la Feria Taurina de la plaza de toros de La Malagueta para velar por el cumplimiento del Reglamento Taurino andaluz y conseguir que las corridas previstas este año se desarrollen bajo la más absoluta normalidad. Ruiz Espejo ha analizado los diversos aspectos relativos al Reglamento Taurino, así como las directrices de la Dirección General de Interior, Emergencias y Protección Civil acerca del control administrativo en la celebración de espectáculos para unificar criterios en toda la comunidad autónoma andaluza.

Ruiz Espejo ha recordado a los equipos gubernativos la unidad de criterios que rige en las  actuaciones de ambos y ha hecho especial hincapié en el ejercicio de aquellas funciones que se refieren al control de la seguridad de los profesionales taurinos, así como de los espectadores. Junto a los aspectos de seguridad, el delegado del Gobierno que ha resaltado la atención especial que se debe prestar a la protección del bienestar de las reses tanto en el transporte de las reses como en los corrales, siempre en coordinación con la empresa gestora de la plaza.

Los equipos gubernativos taurinos están formados por los presidentes Ana María Romero e Ildefonso del Olmo, seis delegados de la Autoridad -3 por cada equipo- pertenecientes al Cuerpo Nacional de Policía y Unidad de la Policía Adscrita a la Junta de Andalucía, 6 veterinarios -3 por cada equipo- y dos asesores artísticos -uno por cada equipo-. El delegado del Gobierno ha dado la bienvenida a los miembros de los equipos y ha mostrado su confianza en la profesionalidad de sus integrantes para lograr un buen desarrollo de la Feria Taurina de La Malagueta.

Recusación presidenta

El delegado del Gobierno, que ha visitado hoy el desembarco de reses de cara al primer festejo de la Feria Taurina de Málaga 2018, ha explicado asimismo que ha sido desestimada la recusación planteada por cuatro asociaciones taurinas sobre una de las presidencias de la Plaza de Toros de la Malagueta, concretamente la de Ana María Romero. “Una vez practicadas las informaciones pertinentes y analizada la documentación del expediente, no se ha deducido que Ana María Romero se encuentre o haya incurrido en ninguna de las causas de recusación que contempla el artículo 20 del Reglamento Taurino de Andalucía”, ha explicado Ruiz Espejo. “Por lo tanto, dado que no existe ninguna causa acreditada por la que pueda ser recusada la presidenta Ana María Romero, ha desestimada dicha recusación, con lo que se cierra este procedimiento”, ha añadido  el delegado del Gobierno.

“Tanto antes como ahora, tras la resolución de este procedimiento, los dos presidentes cuentan con la plena confianza de la delegación del Gobierno para abordar su trabajo en La Malagueta junto con sus equipos taurinos actuando conforme a los criterios del Reglamento Taurino”, ha apostillado Ruiz Espejo. El delegado del Gobierno ha destacado especialmente el apoyo y respaldo a Ana María Romero “en la que siempre he confiado por su compromiso y conocimiento del mundo taurino y que en estos días ha recibido infinidad de apoyos que demuestran estas facultades sobre la materia”.