Una iniciativa popular está sufragando una estatua al maestro Manolo Cortés en su pueblo natal, Gines. Se trata de erigir en un lugar significado de la población aljarafeña un busto en bronce homenaje y reconocimiento a Manolo Cortés, torero que allá donde fue siempre fue conocido como “El torero de Gines”.

El recientemente fallecido fue un artista especial, torero para toreros, ganaderos y aficionados exquisitos. Cabe destacar que es el segundo matador de toros que más veces ha trenzado el paseíllo en la historia de la Real Maestranza de Caballería de Sevilla.

El compañero Javier García-Baquero nos indica que “la obra es del afamado imaginero Luis Álvarez Duarte, se está sufragando por iniciativa privada y popular y trata de honrar en su justa medida a un ser humano excepcional a un torero único y a un ginense que siempre presumió de serlo”.