La Consejería de Agricultura trabajará para reforzar su apoyo al sector del toro de lidia, como motor de riqueza y modelo de producción sostenible y respetuoso, por su
importante superficie de pastos y el aprovechamiento de los recursos naturales. Durante la reunión mantenida con la Unión de Criadores de Toros de Lidia, Clara Aguilera ha anunciado que la Ley de la Dehesa, cuyo proyecto se halla actualmente en trámite parlamentario, jugará un papel decisivo en la defensa, preservación y puesta en valor de la cría del ganado de lidia, que junto con el desarrollo del resto de actividades que conforman el entramado de festejos taurinos, supone una aportación muy notable para la economía de Andalucía (675 millones de euros)

Para Aguilera, el interés de su Consejería por la ganadería de lidia tiene su fundamento en la necesidad de conservar uno de los principales valores y señas de
identidad de la dehesa. En esa línea de apoyo, Aguilera informó que, a petición de la Asociación de Criadores de Toros de Lidia, se estudiarán posibles soluciones a los
problemas de saneamiento ganadero causados por las últimas incidencias climatológicas, que afectan especialmente a la ganadería extensiva, como es el caso de la res brava. Asimismo, Agricultura viene apostando por la calidad sanitaria, a través de programas de vacunación para posibilitar el movimiento de los animales que participan en certámenes, y cuenta con un Plan de ayudas específicas para el mantenimiento de razas autóctonas en regímenes extensivos, a las que se puede acoger también el toro de lidia por estar dentro de ese modelo productivo.

En Andalucía hay 834 explotaciones dedicadas al toro de lidia, que ocupan un superficie estimada en torno a las 112.000 Has, y 322 ganaderías de lidia registradas.
Actualmente, esta comunidad autónoma cuenta con casi 37.000 cabezas, acaparando las provincias de Sevilla y Cádiz casi el 65%.
La ganadería de lidia genera en Andalucía cerca de un millón de jornales de trabajo y unos 4.500 empleos fijos.

A %d blogueros les gusta esto: