La temporada 2002 registró una ligera subida del número de espectáculos en la Comunidad

Carlos Crivell

El número de espectáculos taurinos celebrados en Andalucía durante el año 2002 experimentó un aumento de 8,02%. Se celebraron en la Comunidad Autónoma de Andalucía 1091 espectáculos. Si se suman las 40 clases prácticas con asistencia de público, el aumento es notable. Como dato negativos, durante la pasada temporada descendió el número de novilladas sin picadores. Sevilla y Cádiz fueron las provincias que más espectadores contabilizaron en los festejos taurinos. Estos datos han sido recogidos por la Consejería de Gobernación en su Anuario, donde figuran los números de un año de toros en Andalucía.

El incremento de espectáculos afectó al número de reses lidiadas, que sumaron 4839 con una subida del 4,6 %. A la cabeza se sitúan las reses para festejos populares (1106) y las de corridas de toros (1100). De forma curiosa, el aumento del número de espectáculos no ha tenido paralelismo con el de diestros que intervinieron en Andalucía durante este período de tiempo. El descenso, en todo caso, es mínimo.

La asistencia de público a estos espectáculos también fue mayor, de forma que se ha registrado una asistencia total de 2.225.815 de espectadores. En este caso el aumento es de 6,7 %. En un porcentaje del 16,1 % se consiguió el lleno en estos espectáculos.

Otro capítulo que se ha analizado es el del régimen sancionador. Durante el año 2002 se han incoado 245 expedientes, lo que supone el 22,4 % del total de festejos celebrados. Esta cifra es similar a la del año 2001. De todos ellos, las tres cuartas partes (76.3 %) son por faltas graves.

La provincia andaluza que celebró mayor número de espectáculos fue Jaén (281), seguida de Málaga (195) y Cádiz (161). Esta primacía de la provincia jiennense se sustenta en los festejos populares. En el lado opuesto, Huelva (69) y Almería (54) son las que menos festejos celebraron.

El análisis de las últimas nueve temporadas refleja que el año 1999 sigue dominando en cuanto a número de espectáculos, ya que los 1139 celebrados no se han superado posteriormente. La explicación debe encontrase en los efectos negativos del mal de las vacas locas sobre la fiesta de los toros.

En cuanto al tipo de festejos, los populares se sitúan en cabeza con 374, lo que supone más de la tercera parte del total. A continuación, las corridas de toros celebradas fueron 183. El descenso más llamativo con relación al año anterior lo experimentan, por desgracia, las novilladas sin picadores, de las que se celebraron 88 en la temporada con un descenso del 16,1 %. También bajan las novilladas con picadores y las becerradas, mientras suben los festivales taurinos y los festejos populares.

La provincia de Sevilla se colocó a la cabeza del número de espectadores con 514.961, seguida por Cádiz con 405.020. La provincia de Jaén, que es la que más espectáculos celebró, no está en primer lugar debido a que gran parte de esos festejos populares se celebran en la vía pública y ello impide cuantificar el número de espectadores. La mayoría del público de los festejos en Andalucía acudió a ver corridas de toros (43,05 %).

Finalmente, llama la atención que mientras hay provincias con más expedientes sancionadores, en otras el número es bastante bajo. De los 245 expedientes incoados, 55 corresponden a Sevilla y 48 a Córdoba, mientras que Jaén, que es la que más festejos celebra, apenas levanta 27 expedientes. En Huelva, sólo se han incoado 9 expedientes. Finalmente, por manipulación de las defensas de las reses hay dos expedientes, uno en Córdoba y otro en Málaga. La mayoría son por reventa no autorizada.

A %d blogueros les gusta esto: