Fernando Cepeda hizo lo más importante de la decimotercera de abono en Sevilla. Los toros de Samuel Flores fueron descastados y flojos. Se lidió un sobrero de Parladé, malo. Cepeda le dio pases excelsos al primero, pero la afición estuvo cicatera. Ponce hizo un esfuerzo con el quinto, mientras Dávila no pudo hacer nada.

Decimotercera de abono.
Cinco de Samuel Flores (2º, 3º y 4º) con el hierro de Manuela Angustias López Flores y uno (6º bis) de Parladé. Todos bien presentados, mansos, flojos y sin casta.
Fernando Cepeda, vuelta al ruedo y palmas.
Enrique Ponce, silencio y saludos tras aviso.
Dávila Miura, silencio en ambos.

12 de abril de 2005. Lleno de “No hay billetes”. Saludó El Chano.

A %d blogueros les gusta esto: