El novillero sevillano Gabriel Ruiz ‘Canito’ forzará de nuevo su cuerpo frente a los consejos médicos para reaparecer el lunes en la plaza de toros de Espartinas (Sevilla). Canito sufrió una cornada en su mano derecha el pasado 2 de julio al entrar a matar a su primer novillo en la plaza de toros de San Pedro (Albacete). En este astado cortó las dos orejas. En la UVI móvil fue atendido de los fuertes desgarros en la mano, siendo cosida la amplia herida sin anestesia, ya que el torero se resistió a abandonar la plaza para ser operado en un hospital. Esta celeridad en la intervención ha provocado que la recuperación de la cornada de la mano haya sido más lenta. Canito, sin embargo, quiere de nuevo forzar la recuperación y su intención es hacer el paseíllo el próximo lunes 18 en la novillada con picadores que se celebrará en la plaza de Espartinas (Sevilla). Los médicos son contrarios a esta reaparición, ya que deberá torear con los puntos aún en la mano y le han advertido que con toda seguridad se le abrirán en el transcurso del festejo.

No es la primera vez esta temporada que Canito le lleva la contraria a los médicos. En la novillada que toreó en la plaza de Sevilla el pasado mes de mayo pasó a la enfermería tras lidiar a su primero después de haber recibido una fuerte voltereta. El parte médico emitido por el equipo de Ramón Vila indicaba que “sufre una lesión de codo derecho que le impide continuar la lidia”, pese a lo cual el novillero sevillano salió a estoquear a su segundo astado.

Información de Toros Comunicación

A %d blogueros les gusta esto: