Las comunidades autónomas de Andalucía y Extremadura, han comunicado a las autoridades del Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación, la aparición de cinco focos de la enfermedad denominada como Lengua Azul, cuatro en Huelva y uno en Extremadura.

Cumpliendo la normativa vigente, se ha restringido el movimiento de entrada y salida de las reses que se encuentren en instalaciones o fincas situadas en un radio de 20 kilómetros de cada uno de los cinco focos. Por lo que respecta a las reses de bravo, las ganaderías que pasten dentro de ese perímetro sólo podrán lidiar en su comunidad autónoma siempre y cuando la plaza de toros a la que vayan destinadas se consideren como mataderos.

Los focos confirmados de lengua azul en los últimos días del mes de julio y hasta el cinco de agosto, son los siguientes: Encinasola, Jabugo, Cortegana y Valverde del Camino en la provincia de Huelva y Jerez de los Caballeros en Badajoz (Extremadura).

Tras la aparición de cuatro focos de Lengua Azul en la provincia de Huelva (Jabugo, Valverde del Camino, Encinasola y Cortegana), la Consejería de Agricultura y Pesca de la Junta de Andalucía ha ordenado, de manera momentánea, la inmovilización total de ganado en la provincia. Por tanto, las ganaderías que estén en la llamada “zona sucia” no podrán lidiar a más de 20 kilómetros del foco, y las de la “zona restringida”, sólo podrán hacerlo dentro de la provincia.

En cualquier caso, está previsto que los técnicos de Agricultura se reúnan mañana día 10 para adoptar otro tipo de medidas previsiblemente más flexibles en las que se aplicaría el protocolo actual, por el cual las reses pueden salir de la finca con destino a mataderos (o plazas de toros), tras los preceptivos procesos de desinsección y análisis de sangre. De confirmarse este hecho, la movilidad del ganado quedaría condicionada, en cualquier caso, a la decisión que tomen las Comunidades Autónomas receptoras de las corridas.

A %d blogueros les gusta esto: