La corrida de Cuadri decepcionó en Sevilla. Los toros, bien presentados, fueron muy ásperos y descastados. Ninguno se dejó torear ni fue bravo de verdad.

El balance los toreros no fue bueno. La corrida fue mal lidiada y peor picada.

Curro Díaz: silencio y palmas.
Leandro Marcos: silencio y silencio tras aviso.
Sergio Aguilar: silencio y silencio.

Tres cuartos de plaza. Saludó Alberto M. Sole Castro

A %d blogueros les gusta esto: