Los cinco novillos de Villamarta y el cuarto de Murube deslucieron la novillada. Faltó casta y calidad. Se esforzaron los tres novilleros pero no hubo mayor lucimiento.

Cinco novillos de Villamarta y uno de Murube, lidiado en cuarto lugar como sobrero. Todos bien presentados y de mal juego. Carecieron de raza, se apagaron y se defendieron con peligro en el último tercio.

Canito: tres pinchazos (saludos) y estocada atravesada y once descabellos (silencio tras dos avisos).
Salvador Cortés: dos pinchazos (saludos) y estocada (saludos).
Alejandro Morilla: estocada (saludos) y estocada corta (saludos).

Plaza de la Real Maestranza, 19 de septiembre. Menos de media entrada. Saludó en banderillas Curro Robles.

A %d blogueros les gusta esto: