Novillada en Sevilla dentro del abono. Calor asfixiante. Media plaza. La novillada de Montealto careció de razas. Se salvaron en tercero y el cuarto. El sobrero del Conde de la Maza, complicado.

Destacó el buen estilo de Andrés Palacios y Currito, que dio una vuelta al ruedo.

Cinco novillos de Montealto y uno (6º), de Conde de la Maza. Buenos 3º y 4º, pero en conjunto carentes de casta.
Manuel Carbonell, silencio y silencio tras aviso.
Andrés Palacios, silencio en ambos.
Fernando López “Currito”, vuelta y palmas.

5 de junio de 2005. Media plaza. Saludaron en banderillas Julio Campano y Roque de Vega.

A %d blogueros les gusta esto: