San Luis Potosí, viernes 2 de noviembre. Es el punto de arranque de la temporada mexicana de Diego Ventura. Su regreso a un país al que vuelve para hacer campaña seis años después. Una fecha especial para un ciclo especial porque el rejoneador de La Puebla del Río “no podía concebir la celebración de mis veinte años de alternativa sin estar en México”. Ventura abre cartel ese día en la Monumental El Paseo de una corrida monstruo junto a Enrique Ponce, el local Fermín Rivera y Sergio Flores, uno de los diestros aztecas más ilusionantes del momento.

En San Luis Potosí comienza una serie de entre doce y catorce corridas en las principales ferias y plazas de México, a las que hay que sumar otros festejos como el festival del 9 de noviembre en San León Guanajuato a beneficio de la Fundación Zotoluco y donde Diego compartirá cartel con quien es su mentor y principal impulsor de la temporada mexicana, Alejandro Amaya. Tijuana el 18 de noviembre y Querétaro el 30 del mismo mes son las siguientes corridas ya confirmadas. Entre ellas se cuenta también la de Mérida para empezar 2019, que será el 1 de enero, y Pachuca el 17 de febrero. Carteles en los que Diego
Ventura alternará, sobre todo, con los principales toreros del país como El Payo, Luis David Adame y Armillita entre otros.