El Cid cortó una oreja de un buen toro de El Puerto de San Lorenzo en la décima de San Isidro. Daniel Luque se estrelló contra dos toros imposibles. Perea se mostró muy valiente

Plaza de Madrid. Décima de San Isidro. Casi lleno y nublado. Cuatro toros de Puerto de San Lorenzo (1º, 2º, 3º y 6º) y dos sobreros, que sustituyeron a los devueltos por flojos, de Carmen Segovia (5º) y Salvador Domecq (3º). Destacó el cuarto, Carretillo, que fue muy protestado en los primeros tercios y rompió a embestir en dos tandas de entrega, humillación y trasmisión. El 1º de El Puerto tuvo nobleza y temple; el feo 2º sacó mucha informalidad y el 6º no dijo nada en su tullida nobleza. El de Carmen Segovia se acabó pronto y acabó en mulo. El de Salvador Domecq, de cuajo y hondura, tuvo serio comportamiento en sus reservas.

El Cid (azul eléctrico y oro): silencio y oreja.

Miguel Ángel Perera (azul noche y oro): ovación tras aviso y aplausos tras aviso.

Daniel Luque (verde manzana y oro): silencio en los dos.

Incidencias: Saludaron montera en mano Joselito Gutiérrez y Guillermo Barbero tras parear al quinto. 

Foto: Las Ventas.es
 

A %d blogueros les gusta esto: