La empresa taurina Lances de Futuro cumplió con todas las medidas sanitarias y de seguridad en la corrida que organizó el pasado 6 de agosto en la plaza de toros del Puerto de Santa María, según publica Aplausos. Así lo ha determinado un informe emitido por la Secretaría General de Interior y Espectáculos Públicos de la Junta de Andalucía. Según el texto, redactado por el delegado de la autoridad (Inspector Jefe del CNP) de dicha corrida, se confirma que Lances de Futuro cumplió con las medidas sanitarias, emitiendo un informe favorable y sin ninguna infracción.

En cuanto al aforo, se puede apreciar en los informes policiales que no se superó el 50% de lo permitido, si bien en aquel momento la normativa sanitaria permitía incumplir la distancia de seguridad siempre y cuando se utilizara la mascarilla, tal y como ocurrió también en otras muchas plazas como por ejemplo Huelva una semana antes.

Muchos medios de comunicación y miembros del sector taurino acusaron al empresario José María Garzón de vender más entradas de las permitidas, culpándole de una imprudencia que obligó a la Junta a endurecer las medidas y establecer la distancia de seguridad de 1,5 metros entre espectadores, algo que no gustó a muchos empresarios que decidieron cancelar algunas ferias previstas.

Tras la denuncia de algunos medios asegurando que la plaza se encontraba llena, la Policía abrió una investigación. Para ello, se cotejaron varias fotografías, concluyendo que el aforo estimado en las mismas se aproxima bastante al informe del total de entradas vendidas facilitado por la empresa. Se ocuparon 5451 asientos, lo que supone el 49,8% del aforo total.

El informe admite que fue una percepción óptica que no coincide con la realidad, pues “las imágenes si se toman con un teleobjetivo, éstos abarcan un ángulo mucho más estrecho que el ojo humano, o lo que es lo mismo, las personas de la foto están más agrupadas”.

A %d blogueros les gusta esto: