El matador natural de Chiclana Emilio Oliva resultó lesionado el jueves cuando se encontraba tentando en la finca La Cepera, donde pasta la ganadería de los Hermanos Sampedro.

Emilio Oliva fue intervenido ayer quirúrgicamente en el hospital Virgen del Rocío de Sevilla de una fractura de escafoides de la mano izquierda. El torero chiclanero fue cogido en la finca de Hermanos Sampedro cuando se preparaba para su reaparición, el próximo 15 de junio, en Chiclana de la Frontera, sufriendo un severo traumatismo craneoencefálico. Según el torero, la vaca, que se marchaba a las tablas, «se volvió antes de lo que yo creía y creí que me lanzó por los aires. Perdí el conocimiento. Cuando me desperté creía que la vaca me había corneado. Me trajeron a Sevilla y, tras las pruebas, los médicos han descartado lesión alguna en la cabeza. Pero la paliza fue muy gorda y me han operado de escafoides de la mano izquierda. También tengo luxación en una costilla y me han anillado la clavícula derecha».

El diestro gaditano considera que «será muy difícil que esté recuperado para la fecha de reaparición, que está prevista para el próximo 15 de junio en Chiclana.

A %d blogueros les gusta esto: