El ganadero de reses bravas Joaquín Buendía, propietario de la ganadería del mismo nombre, falleció hoy en Sevilla a los 96 años. Su ganadería estaba ya dividida entre sus hijos. Buendía tenía uno de los encastes de Santa Coloma que ahora existen en la cabaña brava española.
Su entierro tendrá lugar mañana en Sevilla.

A %d blogueros les gusta esto: