La periodista sevillana Inma León ha pregonado la feria taurina de Sevilla en un acto organizado en el Ateneo de la ciudad por la tertulia ‘Los 13’. Sus socios, con la presidenta, Martina Blatiere, llevan casi 50 años premiando a los mejores novilleros del escalafón.

Inma León es la delegada del periódico El Español en Andalucía y taurina por abolengo. Su tío Manuel Zerpa fue matador de toros en la década de los 50, su hermano José León novillero en los años 90 y su padre también estuvo muy vinculado a la Fiesta. A ellos dedicó buena parte de su semblanza, sobre todo a este último, que enfermo de Alzheimer contaba como si fueran ciertas sus andanzas de novillero con apodo y todo, Curro ‘El Cateto’.

Por tanto, ha respirado en su casa el ambiente taurino desde pequeña y lleva a gala que su primer sueldo lo cobró pegando carteles en los comercios de los festejos que toreaba su hermano, tal y como dijo su presentadora, la primera presidenta del palco de la Maestranza, Anabel Moreno.
De ahí que la periodista haya ensalzado en su pregón la importancia de declararse aficionada «sin complejos» y la de mimar a los novilleros, el escalafón más débil y al que más deben cuidar los taurinos.

«Sin savia nueva, mal vamos», aseguró la pregonera, quien ha estado acompañada por su hermana Amparo León, quien cantó unas sevillanas al toque de guitarra de Manuel Jaén.
León también dedicó unos versos a la Maestranza de Sevilla, la que considera un templo del toreo, y a las madres de los toreros porque, asegura, «siempre estarán esperando a sus hijos después del festejo y celebran sus triunfos y sufren sus fracasos, incluso más que ellos».

Por la relación del Ateneo con la Hermandad de Los Panaderos, la periodista dedicó una parte de su pregón hacia esta cofradía debido a la vinculación con su familia, muy devota de la Virgen de Regla. Pues hace una semana sus hijos pequeños vestidos de monaguillos esperaban en esta la sede de esta entidad para incorporarse en el último tramo, cosa que al final la lluvia impidió.

Muy partidaria de Morante de la Puebla, muy emotivas fueron las palabras dedicadas al maestro, que pasa por un momento delicado de salud. «Sevilla te espera con los brazos abiertos porque tus caminos son inescrutables, como los de Dios», aseguró la pregonera.

Inma León culminó su pregón con una sevillana dedicada a la Maestranza y con unos versos sobre la Feria de Sevilla y todo lo que supone para el mundo taurino y, especialmente, para esta ciudad. «Por eso todos te quieren, por eso a ti te veneran, en esta cita abrileña, cuando vistes seda y oro al llegar la primavera».

Cerró el acto el tercer teniente de alcalde y presidente del pleno del Ayuntamiento de Sevilla, Álvaro Pimentel, quien defendió declararse aficionado «sin complejos y ejercer nuestra libertad de ir a los toros».

A %d blogueros les gusta esto: