El director general de Espectáculos Públicos y Juegos de la Junta de Andalucía, José Antonio Soriano, ha sido galardonado con el XI trofeo José María Martorell que concede la Tertulia Taurina “Tercio de Quites” de Córdoba por su aportación y fomento a la fiesta de los toros en Andalucía.

Este galardón se otorga a las personas que se distinguen en la actividad taurina dentro de la temporada, por lo que el premio fallado hoy corresponde al año 2007, según informó la Tertulia, aunque la actividad de Soriano en favor de “la Fiesta” se remonta al año 2000, cuando fue nombrado en su actual cargo.

La inquietud del director general de Espectáculos Públicos y Juegos de la Junta de Andalucía por preservar y fomentar todo lo que tiene carácter taurino cobró especial relevancia a raíz de un debate monográfico en el Parlamento Andaluz, en noviembre de 2004, cuando todas las fuerzas políticas votaron por unanimidad su apoyo público a la Fiesta de los Toros, instando con tal motivo al gobierno autonómico a elaborar un reglamento propio.

Por entonces un movimiento contrario al espectáculo taurino cuyas principales acciones tenían lugar en Cataluña había conseguido el anuncio institucional del ayuntamiento barcelonés declarando a “Barcelona, ciudad antitaurina”.

Soriano fue la pieza clave del engranaje que entonces se puso en marcha para sacar adelante el reglamento andaluz, en el que como premisa fundamental se respetó la esencia básica del espectáculo taurino, y que después del estudio de un borrador previo, el 15 de junio de 2005, fue definitivamente aprobado el 21 de marzo de 2006.

Lo mejor de este reglamento, coinciden los expertos, es su alto grado de aceptación entre profesionales y aficionados, hasta el punto de que está sirviendo de modelo en muchos aspectos para los demás reglamentos autonómicos.

Entre los premiados con el Trofeo José María Martorell en otras ediciones, se cuentan seis matadores de toros, dos ganaderos y un escritor, al tiempo que ha quedado desierto en dos ocasiones.

Los miembros del jurado han tenido en cuenta las “valiosas aportaciones” que Soriano ha proporcionado al espectáculo desde todas las actividades que genera la fiesta.

El trofeo, que se entregará “en fecha breve”, consiste en un busto en bronce con la figura del matador de toros cordobés José María Martorell, fallecido el 22 de mayo de 1995.

A %d blogueros les gusta esto: