La plaza de toros de Jerez de la Frontera será sometida a una remodelación para arreglar los desperfectos que obligaron a la Junta de Andalucía a cerrar este coso hace tres meses. El empresario y propietario de la instalación, Pedro Balañá, ha anunciado la reparación de las deficiencias estructurales del coso jerezano de una forma inminente con el objetivo de tener todo listo en el mes de mayo y poder acoger así los festejos de la próxima Feria del Caballo del 2007.

Balañá deberá afrontar la remodelación de las zonas más afectadas por la precariedad del coso centenario, el cual tras ser sometido a un exhaustivo informe de los técnicos de la Junta determinaron la existencia de “deficiencias en los graderíos superiores, en los accesos a esos graderíos, en las escaleras, en la cubierta y parte de los herrajes de la berrera”. Un plan cerrado que se encuentra pendiente de licencia y autorización por parte del Ayuntamiento.

Sin duda un hecho que supone una gran noticia para Jerez como ha manifestado en Delegado del Gobierno Andaluz de la provincia de Cádiz, José Antonio Gómez Periñán, que califica este plan de Balañá como: “Una buena noticia, para nuestra alegría, esta empresa nos ha traído un plan de obra, con el que esperan llegar al mes de mayo con la plaza arreglada o, con al menos todos los elementos que ponen en peligro a los espectadores solucionados.”

Ante esta noticia queda por saber si la idea de Pedro Pacheco de construir un nuevo coso multiusos en Jerez prosperará quedará en suspenso.

A %d blogueros les gusta esto: