La Unión de Empresarios de España (UNETE) ha emitido un comunicado que insta a las partes en conflicto sobre el boicot a Sevilla de cinco toreros a ponerse acuerdo. El comunicado, firmado por Paco Dorado, presidente de UNETE, recuerda que si se confirma el veto “todos los empresarios de España estarían amenazados en su legítimo derecho adquirido de regentar una plaza. El comunicado, de seis puntos es el siguiente:

Ante la situación creada por el veto impuesto por cinco figuras del toreo a la empresa de Sevilla, en nombre de la Unión de Empresarios de España y por la experiencia de los años que llevamos muchos empresarios taurinos queremos manifestar lo siguiente:

1.- Que es urgente y necesario que, por el bien de la Fiesta, se sienten a negociar ambas partes, Empresa de Sevilla y Grupo de Toreros firmantes para alcanzar un acuerdo que permita puedan montarse los mejores carteles posibles y los más dignos y merecidos por una afición que es la paga y para una Feria, como la de Sevilla, que es referente mundial de nuestra Fiesta.

2.- Que para ello y, dada la situación actual de crisis tanto general como del sector taurino, ambas han de ser generosas, renunciando de partida a posiciones personales y personalistas, beneficiosas para los intereses particulares y no para el interés común de la Fiesta que ve profundamente afectado su futuro por esta situación.

3.- Que de consumarse ese veto todos los empresarios taurinos se verían amenazados en su legítimo derecho adquirido, por concurso o acuerdo, de regentar una plaza libremente y de acuerdo a las posibilidades y sensibilidad de cada afición.

4.- Que la Empresa de Sevilla debe realizar un esfuerzo de entendimiento en beneficio de una afición que es fiel a su plaza y que se vería defraudada al no contar con unos carteles dignos de la categoría de la misma.

5.- Que los toreros, mirando por el bien y el futuro de la Fiesta en peligro, además de por el reconocimiento a lo que deben a dicha plaza y afición, deben ceder en sus pretensiones de veto alegando una dignidad y respeto que no piden en otras plazas. E, igualmente, como figuras que son, deben dar ejemplo a todos sus compañeros de defensa de la Fiesta.

6.- Finalmente, dejar claro que el interés de la Unión de empresarios UNETE, y el de este presidente, no es otro que el de prevenir a la Fiesta de un trance que puede ser un gran golpe para el futuro de la Fiesta, cuya continuidad y futuro está en peligro. Y el mantenimiento de esta situación la pondría más al borde del abismo.

Y recordar que el auténtico dueño de la Fiesta no son los toreros ni los empresarios sino el aficionado que la paga y la mantiene y que resulta ser el principal perjudicado por este veto y esta situación de intransigencia.

A %d blogueros les gusta esto: