La Empresa Pagés ha recuperado este año una de sus actividades estrella en la preferia. Tras el paréntesis de dos años debido a la pandemia, la Jornada de Puertas Abiertas en la Maestranza ha vuelto a ser una auténtica manifestación de afición en la ciudad de Sevilla. En esta séptima edición ha vuelto a crecer el número de participantes, con más de 5.000 aficionados, visitantes y curiosos que llenaron por completo el ruedo en las dos horas que ha durado esta actividad. La empresa Pagés ha vuelto a fomentar la Tauromaquia con este contacto directo con el que para muchos es un lugar mítico, un auténtico Palacio del Toreo.

Personas de todas las edades no solo pisaron el ruedo maestrante, sino que participaron activamente toreando de salón asesorados por un total de 20 monitores profesionales del equipo de Eduardo Dávila Miura, colaborador de Pagés en esta acción. También se sumaron a esta memorable jornada los diestros Oliva Soto y Ángel Jiménez, que triunfaron en la corrida del domingo en esta misma plaza.

Fue un taller de toreo en toda regla, con distintas áreas dedicadas a las diferentes tercios y suertes del toreo. Alumnos ocasionales torearon con el capote, clavaron pares de banderillas, torearon con la muleta y hasta pudieron subir en un caballo de picar de los que se utilizan en las corridas del coso maestrante. Incluso se habilitó un espacio dedicado a los más pequeños -grandes protagonistas de la jornada de hoy por su numerosa presencia acompañados de sus padres, abuelos y demás familiares- con capotes y muletas de reducido tamaño. La Maestranza fue, por tanto, epicentro del toreo en dos horas largas en las que los aficionados pudieron aprender un poco más de todos los tercios de la lidia y disfrutar de este lugar único.

El Taller de Tauromaquia ha sido dirigido por el matador de toros Eduardo Dávila Miura y su equipo del Club de Aficionados Prácticos, contando con la coordinación del gabinete de prensa de Pagés, Toromedia Comunicación. Dávila Miura se mostraba muy satisfecho de la experiencia: “Un año más, los aficionados han sentido el privilegio de pisar este ruedo que para los toreros es un lugar sagrado y han tenido la ocasión de conocer más de cerca el toreo gracias a la iniciativa de la Empresa Pagés en la que tenemos el honor de participar. Los he visto disfrutar y ese es el gran éxito de este día”.

Este es el séptimo año de esta actividad sin precedentes en ninguna otra plaza que tuvo como prólogo el pasado jueves un Taller de Tauromaquia para escolares que reunió a más de 1.000 alumnos de distintos centros sevillanos y que fue un auténtico éxito. Ambas experiencias cumplieron con creces con el objetivo perseguido: crear afición.

A %d blogueros les gusta esto: