MANIFIESTO A FAVOR DE LA FIESTA DE LOS TOROS

ESPARTINAS, 11 de marzo del año 2005

Por el callejón de la preocupación, con la cara descompuesta, va corriendo tu mozoespadas. Corre y no se para ni a oír las voces del tendido que le preguntan qué pasa, que si es muy gordo, que dónde te han herido. Toalla al hombro y miedo a cuestas; ojos despavoridos y esos nervios del no saber, como si en vez de dedos tuviera bisturíes, como si en vez de ojos tuviera luces de quirófano, como si en vez de trajes de luces tuviera batas, como si en vez de percales y franelas sintiera un runrún de hules

A %d blogueros les gusta esto: