El Real Círculo de Labradores de Sevilla celebró ayer la segunda entrega de su ciclo ‘Los Toros en el Círculo’, que tuvo como eje central a los tres novilleros que están anunciados en la novillada del 21 de septiembre en La Maestranza. Fue una clara apuesta por el futuro del toreo que protagonizaron Manolo Vázquez, Jaime González-Écija y Manuel Perera en un acto celebrado en el Salón Real de la sede de Círculo en Pedro Caravaca, centro de la ciudad.

Conducido por el periodista José Enrique Moreno, los novilleros abordaron temas muy diversos, desde su ilusión por torear en Sevilla hasta la situación que atraviesa el mundo de las novilladas tras la pandemia, pasando por sus maestros y referentes y por puntos más profesionales como la necesidad de pertenecer una escuela taurina para poder optar a los principales certámenes que se celebran en la actualidad.

El presidente del Real Círculo de Labradores, Benito Mateos-Nevado, fue el encargado de introducir el acto destacando la implicación de esta institución con la cultura y la tradición y, por ende, con el toreo. También asistieron al acto el delegado del Gobierno de la Junta en Sevilla, Ricardo Sánchez, y el diputado de plaza de la Real Maestranza, Luis Manuel Halcón.

Encabezaba este cartel de novilleros Manolo Vázquez, nieto del maestro del mismo nombre, que manifestó su gran ilusión por torear esta novillada en Sevilla: «Es mi mayor ilusión desde niño», dijo. Este nuevo Vázquez no pertenece a ninguna escuela taurina, circunstancia que explicó del siguiente modo: “Yo quería seguir mi camino. Siempre he preferido entrenar solo y buscar que mi personalidad aflorase por sus cauces naturales. Al final, soy yo el que decide sobre mi carrera. El toreo no es de currículum ni de estadística, yo solamente entiendo de torear”. Sobre los maestros que ha tenido durante su corta trayectoria, señaló a su tío Pepe Luis Vázquez y a Morante de la Puebla.

Por el contrario, Jaime González-Écija explicó la importancia de haber pertenecido a una escuela taurina. “La escuela te da unos mínimos de técnica, pero te deja desarrollar tu propia personalidad. Mi maestro José María Fijo ‘El Ciento’ me ha inculcado además muchos valores”. El novillero de Écija destacó asimismo la importancia de que instituciones como la Junta de Andalucía y la Fundación Toro de Lidia estén apoyando el sector de las novilladas para proporcionar oportunidades a los toreros que empiezan su carrera.

Manuel Perera, por su parte, reconoció que todavía le queda para estar al cien por cien después de su reciente percance en Vistalegre, pero ha reaparecido con éxito en Cazorla y posteriormente en la plaza Francesa de Istres. De todo ello habló y también de su maestro, Juan José Padilla, a quien definió como “Mi ángel de la guarda. Desde que le conozco no se ha separado un momento de mí. En mis momentos de flaqueza él ha sabido guiarme. Y qué mejor ejemplo que él que ha superado tantos momentos difíciles”.

Manolo Vázquez, González-Écija y Manuel Perera harán el paseíllo el próximo 21 de septiembre en Sevilla para lidiar una novillada de El Parralejo.

A %d blogueros les gusta esto: