El diestro sevillano José Antonio Morante de La Puebla ha sido cogido por el quinto de la tarde, un sobrero de Mari Carmen Camacho, en el festejo celebrado esta tarde en la plaza del Puerto de Santa María.

El torero estaba realizando una sensacional faena, que hubiera merecido las dos orejas con toda seguridad, pero pisó la muleta a la salida de una tanda, cayó al suelo, y el toro lo prendió por el muslo. Fueron momentos escalofriantes porque Morante quedó inerte sobre el albero. En estos momentos está siendo operado y aún no se ha emitido parte facultativo. Le fue concedida una oreja de ese toro.

Manzanares cuajó una gran tarde y le cortó las dos orejas al tercero y una al sexto.

En breve más información.

A %d blogueros les gusta esto: