El ganadero Antonio Gavira, propietario de la ganadería del mismo nombre, falleció ayer a primeras horas de la mañana cuando estaba realizando faenas de embarque en su finca La Calderona, situada en el término gaditano de Alcalá de los Gazules.

El ganadero, según algunas versiones, estaba realizando trabajos para encerrar unas vacas, que al pasar por una estrecha manga presionaron sobre un muro en mal estado que se derrumbó, con la fatalidad de que cayó encima del ganadero que falleció en el acto.

Gavira era un ganadero muy conocido y apreciado en el mundo de los toros, por lo que la noticia de su fallecimiento en estas circunstancias ha provocado una gran conmoción. Las reacciones ha sido diversas, especialmente de os ganaderos de la zona, como Alvaro Núñez, Carlos Núñez o Santiago Domecq, que de forma unánime manifestaron su sorpresa y des tacaron su gran afición a los toros.

Gavira era propietario de una ganadería que había heredado la ganadería que su padre, Salvador Gavira había comprado en 1958 y que tenía un origen histórico en los toros de Raso del Portillo. En la actualidad estaba formada fundamentalmente por vacas y sementales de Salvador Domecq.

La ganadería de Gavira había adquirido notoriedad en los últimos años. Sus toros estaban en las ferias más prestigiosas. En esta temporada, Gavira tenía apartadas corridas para Sevilla y Madrid. En concreto, la corrida de Sevilla se lidiará el sábado 16 de abril por una terna formada por Jesulín de Ubrique, El Fandi y Miguel Abellán.

Los restos del infortunado ganadero fueron conducidos ayer a Los Barrios, donde quedó instalada la capilla ardiente. Para hoy, a las 12 horas está prevista una misa en la Iglesia de San Isidro Labrador de Los Barrios. Posteriormente, sus restos mortales recibirán cristiana sepultura en el cementerio del Tesorillo, ubicado en la localidad gaditana de Jimena.

A %d blogueros les gusta esto: