Pésima corrida de Sánchez Arjona, blanda sin raza y mansa. Sólo se dejó algo el tercero, al que César Jiménez le hizo una faena sin temple y despegada, que fue muy coreada por el público y la música. Mató de una estocada y le regalaron una oreja sin ninguna categoría. Finito estuvo mal y Rivera no tuvo enemigos posibles.

Real Maestranza de Sevilla. 15ª de abono. Cuatro toros de Sánchez Arjona, uno de Guadalest, jugado como sobrero en 5º lugar, y uno de Jandilla, sexto. Todos con poca raza. El de Jandilla, manso. Finito de Córdoba: silencio tras aviso y silencio. Rivera Ordóñez: silencio y silencio. César Jiménez: una oreja y ovación. Lleno. Saludaron en banderillas Joselito Gutiérrez, El Chano, Curro Molina y Juan García. Picó bien Chocolate.

A %d blogueros les gusta esto: