José Caraballo ha cortado la única oreja de la tarde en la novillada del abono de verano de El Puerto de Santa María. El gaditano ha realizado una buena labor al noble sexto, al que toreó muy bien con la mano izquierda. Aunque pinchó, el público, entregado, le pidió la oreja. Frente a su primero, que se rajó enseguida, estuvo muy decidido.

También ha podido cortar algún trofeo Antonio Caro Gil de haber culminado con los aceros su faena al cuarto. El novillero imprimió personalidad y cierto gusto a su trasteo, que alcanzó su máximo nivel en dos series de redondos con la mano muy baja. Ante el primero, otro buen novillo, estuvo demasiado tenso y falto de acople.

El peor lote de la tarde se lo ha llevado Alejandro Morilla, y el gaditano ha estado firme, muy afanoso y con grandes deseos de agradar, aunque ninguna de sus dos faenas pudo tomar vuelo.

Con casi un tercio de entrada en la plaza de toros de El Puerto de Santa María se han lidiado seis novillos de Corbacho Grande, bien presentados. Destacaron 1º, 4º y 6º.
Caro Gil, ovación en ambos.
Alejandro Morilla, ovación en ambos.
José Caraballo, ovación y oreja.

A %d blogueros les gusta esto: