La matadora malagueña Mari Paz Vega ha cortado una oreja en el festejo que abría la feria de la Virgen de la Chiquinquirá en la ciudad venezolana de Maracaibo. La matadora española se mostró afanosa y entregada en un festejo en el que el local Rafael Orellana también paseó un trofeo y el ecuatoriano Guillermo Albán dio una vuelta al ruedo tras no concederle el presidente una oreja demandada por la mayoría del respetable.

Con plaza llena se han lidiado cinco de San José de Bolívar y uno en primer lugar de El Paraíso descastados salvo el quinto que fue el más enrazado.
Mari Paz Vega, oreja y silencio tras aviso;
Guillermo Alban, palmas y dos vueltas al ruedo tras fuerte petición.
Rafael Orellana, oreja y vuelta al ruedo.

A %d blogueros les gusta esto: