Pablo Aguado no podrá cumplir con los compromisos adquiridos para esta semana debido a la lesión en el hombro derecho causada por la fuerte voltereta que sufrió el pasado 17 de agosto en Gijón al entrar a matar a su primer toro.

La resonancia practicada por el Doctor Jiménez en el Centro Médico Hiniesta revela “una lesión en el tendón del supraespinoso con rotura parcial del mismo”. El matador debe someterse a rehabilitación e infiltraciones de colágeno hasta su total recuperación.

Por ello, lamenta anunciar su baja en Bilbao el día 22, en el Puerto de Santa María el día 23 y en Tarazona de la Mancha el 25 de agosto. Salvo complicaciones, el sevillano espera estar listo para afrontar las citas de la próxima semana

A %d blogueros les gusta esto: