Pepe Moral sigue recuperándose del percance ocurrido el pasado domingo en la Plaza de Toros de Valdemorillo que le impidió arrancar la temporada en plenas facultades. Tras la primera operación de la cornada, y una segunda intervención ambulatoria en el día de ayer, el torero sevillano pasará mañana miércoles una vez más por el quirófano para ser intervenido de nuevo y con anestesia general de la cornada sufrida en Valdemorillo. Además, preocupa en gran medida los fuertes dolores tanto en la rodilla como en el codo que pueden ser derivados de lesiones en los ligamentos aún sin confirmar por los doctores.

Pepe Moral permanece ingresado en la Clínica FREMAP de Majadahonda pero “deseando que pasen los días lo más rápido posible y poder empezar de verdad una temporada ilusionante después de lo que me gané en el ruedo la temporada pasada”.

A %d blogueros les gusta esto: