Piedras_NegrasEl Consejo Nacional para la Cultura y las Artes de México (CONACULTA) organizó en Sevilla el acto de hermanamiento entre las ganaderías de Miura y Piedras Negras. En el mismo evento, celebrado en el Hotel Alfonso XIII, se presentó el libro ‘Piedras Negras: sitio, vida y memoria’ del ganadero e historiador Carlos Castañeda Gómez del Campo. El moderador del encuentro fue el periodista sevillano Carlos J. Trejo.

El encargado de introducir el encuentro fue Juan Carlos Raffo Camarillo, Delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Sevilla y máxima autoridad en materia taurina en la provincia, quien destacó que: “Nos encontramos antes dos ganaderías míticas, dos ganaderías-ganaderías que han sabido conservar el conocimiento, vida e historia de este animal como fundamento de la tauromaquia”.

Por su parte, el Cónsul Honorario de Sevilla en México, Eduardo González Biedma, señaló que: “No sólo estamos presentando este magnífico libro sino también el hermanamiento de estas dos ganaderías de México y España”. Y explicó que estábamos ante un día importante, “un día de afirmación, reivindicación y mucha felicidad por el hermanamiento de estas dos ganaderías equivalentes”.

La Diputada Federal por Tlaxcala, Aurora Aguilar, confesó “estar enamorada” de un animal tan majestuoso como es el toro bravo. “Sería imposible hablar de ganaderías de bravo sin tener en cuenta a las ganaderías de Miura y Piedras Negras, por ser grandes en tradición, grandes en trascendencia, grandes en los capítulos que han escrito la historia de la tauromaquia, grandes en convicciones, grandes en valores y grandes en valor”, explicó Aguilar, quien además se mostró satisfecha y feliz por este hermanamiento.

Por su parte, el ganadero Marco Antonio González agradeció el trabajo de investigación realizado por Carlos Castañeda y destacó que: “Hablar de Piedras Negras implica un compromiso con las historia y con la actualidad: el compromiso de engrandecer el toro bravo”. Tanto el ganadero mexicano como los ganaderos Eduardo y Antonio Miura, arropados por todos sus familiares, cifraron este hermanamiento como un hecho importante que une a todos con el toro.

Con la firma del documento quedaba fijada la hermandad entre ambas ganaderías.

El escritor Paco Aguado tomó la palabra para glosar sobre el libro de Carlos Castañeda de quien señaló que: “Se quedó fascinado por los hombres que han creado al toro de Piedras Negras y fruto de ello es este maravilloso libro”. Y continuó describiendo: “El toro de Piedras Negras no es ni mejor ni peor que el toro de aquí, puesto que el toreo es una sola pieza, pero es rico y variado como todos las tierras donde se ejecuta y se disfruta”.

El autor del monográfico sobre Piedras Negras, Carlos Castañeda Gómez del Campo, explicó que empezó a escribir el libro hace 33 años tras su primera estancia en la feria de San Isidro de Madrid: “Iba todos los sábados a montar a caballo con la familia González y no sé cómo soportó tantas preguntas”. “Ahí empecé esta historia donde intenté plasmar el poder de viajar por la historia de nuestro país a través de la familia de Piedras Negras”, dijo el autor sobre el propósito del libro.

La obra recopila los casi 150 años de historia de la ganadería mexicana de Piedras Negras, hierro que ha sabido conservar tras seis generaciones la herencia genética del toro bravo que tantos triunfos ha aportado al toreo.

A %d blogueros les gusta esto: