Extraordinaria corrida de toros la que se ha lidiado esta tarde en Zalamea La Real del hierro de El Parralejo, un indulto del quinto y una vuelta al ruedo del cuarto toro de la tarde, hacen historia en la centenaria plaza.

Primer indulto de Rafael Serna en su carrera como matador de toros, un ejemplar de excelente hechuras y extraordinario juego, hicieron que el joven torero sevillano indultase a ‘Malandar’ número 65, negro mulato listón de la ganadería de El Parralejo, que saltó en quinto lugar de la tarde. Buen juego en el caballo y un gran quite de Serna fue el preludio de lo que pasaría con la franela. Brindó Rafael Serna el toro al ganadero, y comenzó la faena con tres doblones por bajo hasta que llegó al mismo centro del ruedo. Fue ahí cuando comenzó el animal de demostrar sus excelentes formas, con el hocico arrastrando por el albero y haciendo el avión en cada salida de muletazo. Aprovechó las embestidas Rafael con un gran toreo de muleta por ambos pitones, cintura encajada, muleta de mano baja y muletazos templados, hicieron que el público empezara a pedir el indulto mucho antes que el sevillano, se fuese a por la espada. Con la plaza enloquecida y llena de pañuelos blancos, volvió a sonar de nuevo a la música, mientras que toro y torero seguían en el centro del ruedo. Tras tres nuevas tandas de igual ejecución, el Presidente sacó el pañuelo naranja e indulto al animal. Cumbre de Rafael Serna.

Otra oreja le corto Rafa Serna al tercero de la tarde, un toro de El Parralejo excelentemente presentado y de gran juego en la lidia. Lo entendido perfectamente el joven torero sevillano, que le fue realizando la faena poco a poco en función de lo iba pidiendo el animal. Lo más destacado tuvo lugar con la mano derecha, dos tantas templadas y mano baja y una de excelente estocada, pusieron el punto final a una gran faena de Rafa Serna.

Gran momento el que está pasando Daniel Luque en este tramo de temporada, una oreja le corto al manso y brusco segundo de la tarde. Siempre colocado en el sitio, bajándole la mano y mandando en cada tanda, hizo que el animal terminase rendido al buen torero de Gerena. Oreja importante.

De vuelta al ruedo fue el cuarto de la tarde, otro gran toro de Pepe Moya con hechuras y trapío para cualquier plaza de primera categoría. Destacó el gran tercio de varas. Ya con la franela volvió Luque a demostrar el excelente momento que atraviesa, dos cambios de manos con la mano derecha fue el inicio de una gran tanda con la izquierda, seis naturales templados y encajados pusieron al público en pie. Siguió el de Gerena con formando un alboroto con la mano derecha y tras dos tandas de ‘Luquesinas’ y estocada en el mismo hoyo de las agujas, le cortó las dos orejas.

Cierta clase tuvo el primer utrero de la tarde para rejones, muy voluntarioso estuvo el joven rejoneador de Gerena, siempre dándole el pecho del caballo al toro y templándole las embestidas a base de una excelente monta. Los mejores momentos de la faena llegaron en el segundo tercio de banderillas. La falta de fuerzas del animal hizo que Juan Quinta desistiese de poner banderillas cortas. Se atascó con el rejón de muerte. Silenciando su actuación.

Poca suerte tuvo Juan Quinta en el sexto, un animal sin nada dentro que no tuvo la fuerza suficiente para que el joven rejoneador demostrase sus buenas maneras.

Sábado 31 de agosto de 2019. Plaza de toros Zalamea la Real (Huelva). Corrida Mixta. Reses de Castilblanco para rejones y El Parralejo para el toreo a pie, de excelente presentación y juego desigual. Entrada: Algo más de media plaza en tarde muy calurosa. Juan Quinta, silencio. Daniel Luque, una oreja y dos orejas. Rafael Serna, una oreja y dos orejas y rabo simbólicos.

A %d blogueros les gusta esto: