El novillero Álvaro Alarcón y sus recientes apoderados Leandro Marcos y Manuel Álvarez Canorea han roto de mutuo acuerdo la relación profesional que habían comenzado a finales del pasado mes de diciembre. Ambas partes se desean la mejor de las suertes y prevalece entre ellos la amistad y el respeto.

El espada de Torrijos y sus mentores finalizan así la andadura profesional al mes y medio después de haberla comenzado. Alarcón tomará la alternativa abriendo fuego en la próxima Feria de San Isidro, el 10 de mayo en un cartelazo de máximo lujo junto a El Juli y Roca Rey para lidiar toros de La Quinta.

A %d blogueros les gusta esto: