El matador de toros Francisco Lama de Góngora y su hasta ahora apoderado Guillermo García-Palacios han decidido dar por finalizada la relación de apoderamiento que les unía dsde comienzos de la temporada de 2018. Ambas partes consideran que es necesario que el torero siga un camino distinto, aunque seguirá con su relación amistosa.

El último paseíllo realizado por el torero sevillano junto a su apoderado fue el pasado fin de semana en la localidad madrileña de Ajalvir. Lama de Góngora, que tiene buen cartel en plazas mexicanas, deberá encontrar otro apoderado para el futuro.

A %d blogueros les gusta esto: