El novillero sevillano Mario Diéguez y su apoderado, Curro Sierra, han roto la relación profesional de apoderamiento que les unía desde el principio de la temporada pasada.  Mario toreó dos tardes en Las Ventas, en uno de ellos resultó lesionado ocasionando una fractura en la muñeca izquierda de la que ya está recuperado.

A %d blogueros les gusta esto: