El matador de toros sevillano Salvador Cortés ha puesto punto y final a la relación de apoderamiento que le mantenía unido a Víctor López Caparrós y Pepín Jiménez, alcanzando anoche un nuevo acuerdo con la empresa Taurotoro, comandada por José Mª González de Caldas.

Este es el segundo acuerdo de apoderamiento que Salvador Cortés protagoniza en apenas unos meses. El pasado mes de junio ponía fin a su relación con Antonio Pérez para firmar un contrato con Víctor López Caparrós y Pepín Jiménez hasta 2010.

Este compromiso contenía una importante cantidad económica como cláusula de rescisión, que sus antiguos apoderados plantean ejecutar. José María González de Caldas ha asegurado que alcanzarán un acuerdo económico.

El propio González de Caldas afirma en un comunicado de su empresa que “son muchas las ilusiones puestas en él ya que consideramos que tiene una gran proyección como torero, cosa que ha demostrado a lo largo de la pasada temporada, en la que hemos confiado en él incluyéndolo en la mayoría de las ferias que organizamos, donde ha cosechado importantes triunfos”.

A %d blogueros les gusta esto: