Seis toros de Parladé, los primeros nobles y el resto más deslucidos.
César Rincón: saludos y una oreja.
El Fandi: una oreja y saludos.
Salvador Vega: saludos y una oreja.
Cuarta de Feria. Tres cuartos de plaza

Rincón estuvo cumplidor sin brillo. El Fandi, bullidor con palos y desafortunado con la muleta. Vega toreó con gusto al tercero y falló con la espada. Se llevó la oreja del sexto por una faena tesonera.

Lea la cónica en la sección Crónicas

A %d blogueros les gusta esto: