Reportaje gráfico: Eva Morales

Rocío de la Oliva Martos.- Sanlúcar de Barrameda, corrida de Miura conmemorando el V aniversario de la vuelta al mundo de Magallanes y Elcano, bien presentada, variada e interesantes el segundo y quinto. Manuel Escribano, Daniel Luque y Pepe Moral.

Era la primera vez que pisaba una plaza desde San Miguel en Sevilla, ilusión y miedo son los sentimientos que rondaban mi mente. Probablemente sea la primera y la última, quién sabe si del 2020 y hasta del 2021…

De los momentos más bonitos que he vivido en esto de los toros ha sido hoy; un minuto de silencio por las víctimas de la COVID-19 y tras ello el himno de España. ¡EMOCIONANTE!

Manuel Escribano no tuvo nada que hacer en su primero, muy aplaudido de salida por sus hechuras, pro que nos engañó.

Daniel Luque recibió al segundo con tres verónicas, sin probarlo, y remató con una media. Muy aplaudido por los tres puyazos. Brindó al público y se puso manos a la obra con la mano izquierda. Lo obligó por abajo hasta que consiguió una tanda al natural, cruzándose, rematando con un molinete, la mejor. Después, el toro quiso hasta por el derecho. Puede que Luque haya terminado de convencer a muchos con este toro. Estocada caída, descabello y dos orejas. Vuelta al ruedo para el toro, que en otras manos, ya veríamos si la hubiera dado.

Pepe Moral se empecinó en el pitón izquierdo, tanto, tanto que el toro se aburrió. Una pena. Aún así arrancó una oreja.

Escribano no se quería ir de vacío y con la muleta se fue a los medios haciendo alarde de valentía, se lo pasó por atrás, muy ajustadito. Buenos muletazos por ambos pitones sin llegar a ligar. El toro pasó como un tren, la cara muy arriba. Estocada contraria y difícil de descabellar. Aplausos. Lote imposible para el torero de Gerena.

José Luis, amigo, éste era tu torero y tú torero; Daniel Luque. Parece que te veía en el tendido diciéndome como loco “Lo de Luque es torear de verdad, en los medios por naturales bajándole la mano a un Miura”. Y no encuentro más definición hoy para este torero. Dos orejas tras pinchazo y media estocada baja.

Moral no supo acoplarse al sexto y su labor fue silenciada.

Sanlúcar de Barrameda. Corrida de Miura, de excelente presentación y juego variado. Al segundo, Africano, nº 97, de 630 kilos, se le dio la vuelta al ruedo.

Manuel Escribano, aplausos y aplausos.
Pepe Moral, oreja y silencio.
Daniel Luque, dos orejas y dos orejas.

Los diestros vistieron para la ocasión unos vestidos de la época en que Magallanes dio la vuelta al mundo, no acabaron de cuajar ni la opinión de la plaza, ni en la de las redes sociales.

Se cumplieron estrictamente todas las medidas de seguridad.

A %d blogueros les gusta esto: