Evangelina Naranjo, Consejera de Gobernación de la Junta de Andalucía, y José Antonio Soriano, Director General de Espectáculos Públicos, presentaron ayer en un desayuno de trabajo el borrador del nuevo Reglamento Taurino de Andalucía, primero que desarrolla una Comunidad Autonómica en España, y que modifica sustancialmente el estatal de 1.996.

La consejera hizo especial hincapié en la colaboración que ha encontrado en las más de cien personas y entidades a los que se le ha pedido opinión, entre los profesionales, empresarios, ganaderos y aficionados, para la redacción del texto, recogiéndose en él, mas del 90% de las sugerencias de los diferentes colectivos consultados para adecuar la fiesta a los tiempos actuales.

La señora Naranjo, que de nuevo hizo una defensa a ultranza de los valores de nuestra fiesta, apuntó que pocas comunidades realizan una apuesta tan fuerte como la de Andalucía.

José Antonio Soriano enumeró los principales cambios que se contemplan en el nuevo reglamento.

Algunos de ellos afectan al nombramiento de presidentes, que no tendrán que ser Delegados de la Junta de Andalucía, funcionarios de la escala superior o mandos de la Policía Nacional, en las capitales de provincia. En el resto de las ciudades tampoco estará restringido exclusivamente a Alcaldes y Concejales. En definitiva, se normaliza que un aficionado pueda ser presidente de corridas.

La Junta de Andalucía tendrá la potestad de nombrar los presidentes en las plazas de 1ª y 2ª categoría y los Alcaldes en las de 3ª y portátiles, siempre que no sea la propia alcaldía quien organice el festejo.

En cuanto a los presidentes y delegados gubernativos, se adoptará un sistema de responsabilidad para los casos en los que incumplan el reglamento.

En el tema de las reses de reserva, se incrementa a dos en plazas de 2ª categoría como ya ocurre en las plazas de primera.
La suerte de varas sufre varias modificaciones. Se pretende recudir las dimensiones de la puya y el peso de los petos y caballos, para hacer el conjunto algo más proporcionado al toro. Así mismo se dejará el número de puyazos a criterio del matador. No obstante, el presidente podrá ordenar el cambio de tercio cuando considere que la res esta suficientemente picada.

En el apartado de los reconocimientos veterinarios, hay que destacar que el ganadero podrá lidiar toros sospechosos de afeitado bajo su responsabilidad, y que se permitirá la visita de los presidentes al campo, tal y como se ha hecho este año en la Feria de Sevilla.

Los informes veterinarios no serán vinculantes salvo en apartados de lesiones o patologías, y se suprime el concepto de “trapío” por su carácter subjetivo.

La plaza de toros de Málaga asciende de nivel, ya que ahora pasará a primera categoría.

Los avisos también se modifican, comenzando a contar el tiempo a partir de la primera entrada a matar, con intervalos de 3, 2 y 2 minutos.

En el apartado de indultos, se autoriza éste en las corridas y novilladas celebradas en plazas de tercera categoría.

La nueva reglamentación introduce cambios en las novilladas picadas, reduciendo el peso máximo de los novillos a 500 kilos en las plazas de 1ª categoría y 460 kilos en las de 2ª.

El borrador del nuevo reglamento, que se podrá consultar a través de Internet, en el portal de la Junta de Andalucía, tendrá un plazo de 15 días, a partir de hoy, para presentar alegaciones, pretendiendo la consejeria aprobarlo a final de este año, para que entre en vigor en la temporada de 2006.

A %d blogueros les gusta esto: