Diego Ventura dio la cara en el Hotel Vincci de Sevilla para explicar sus proyectos para 2018, al cumplirse 20 años de su alternativa, así como para mostrar su desencanto con su ausencia en la Feria de Abril de Sevilla. A su lado, Pablo Lozano, apoderado del caballero. 

Diego llega a los 20 años de alternativa y quiere celebrarlo con una serie de acontecimientos especiales. La Puebla del Río será el escenario de muchos de los eventos, para los que se ha creado un logotipo. Ha sido nombrado hijo adoptivo de la localidad cigarrera y piensa en un encuentro de rejoneadores de distintas épocas en la La Puebla, una exposición de fotos en las calles del pueblo, así como un libro que plasmará la trayectoria de Diego en estos 20 años.

La primera noticia de impacto es que el 15 de abril lidiará seis toros en Espartinas a las 18 horas con reses de distintas ganaderías y con encastes variados. Se trata de una corrida benéfica para ANEF. El 15 de abril es el mismo día de la única corrida de rejones de la feria sevillana.

Sin embargo, lo que demandó más interés fue conocer la reacción del caballero ante su ausencia de Sevilla. Habló Pablo Lozano. “Casi no hubo conversaciones con la empresa. Pregunté si habría otra corrida con otra ganadería, osi había posibilidades de una mixta, y se me dijo que no tenían pensado ni otra corrida distinta a la de Bohórquez, ni tampoco una mixta. No ha habido más conversaciones. No se discutió nada más. La empresa ya sabía lo que quiere Diego lidiar en Sevilla. Me pidieron el móvil de mi hermano, les recordé lo de Diego y contestaron que no era el momento de hablar de los rejones. Y no se trata de menospreciar a la ganadería de Bohórquez, pero Diego precisa otro tipo de toro con más movilidad para Sevilla. De hecho matará toros de esa ganadería en otras plazas“.

Afirmó Lozano que “insisto que no ha habido más conversaciones. No sabemos los motivos por los que ha prevalecido la presencia de la ganadería sobre el torero. La empresa no ha intentado convencernos para llegar a un acuerdo. Pensamos que Diego es la máxima figura del rejoneo en Sevilla y debe tener alguna deferencia por parte de la empresa”.

Diego Ventura aclaró que “no me arrepiento de lo que dije en su momento. La empresa dijo que se enteró por la alcachofa de la tele de mis deseos“. Intervino el apoderado para matizar que “llevamos tras años intentado cambiar la ganadería en Sevilla. No nos han hecho caso. Diego habla en la televisión y parece que es cuando cala en la empresa, pero ya hacía unos años que pedíamos otro ganado“. Retoma Diego que “quiero un ganado distinto, que galope, que provoque la emoción en los espectadores. Lo que dije fue con todo conocimiento de causa“.

Sale el nombre de Pablo Hermoso. “Mi relación con Pablo se ha frenado y no ha sido por nuestra culpa. Ha habido empresas que han querido juntarnos y nosotros nunca nos hemos negado. Quiero torear con los mejores, que además ayudan a que acuda más gente a la plaza. Siempre me lo preguntan a mi, y ya me resulta muy cansado. Es hora de que hable la otra parte y diga los motivos por los que no quieren que actuemos juntos“.

Ante su ausencia de Sevilla, Ventura se sincera y comentó que “siempre he soñado con esta plaza. Sevilla es el sueño de todos los profesionales. Mi preparación siempre va encaminada a Sevilla y a Madrid. Si no puedo torear en mi plaza me quedo con el alma rota, me pregunto hacia dónde vamos, como profesional y aficionado me muestro indignado. No me voy a venir abajo. Esto será un punto de inflexión. Que no diga la empresa que Sevilla no es plaza para mixtas, porque en 2008 toreé una en Sevilla el día del Corpus porque le hacía falta a la empresa“.

La temporada para Diego ha comenzado con escollos. “En Valencia no nos han llamado, han dado por supuesto que no quería la de Bohórquez. Me pasan cosas que me preocupan como aficionado. No he debutado ni en Pamplona ni en Logroño; llevo cuatro años sin acudir a Jerez; no he vuelto a Nimes después de un triunfo de clamor… Como profesional sigo adelante, pero como aficionado me da mucho que pensar porque estamos echando piedras al tejado de la fiesta“.

La corrida del 15 de abril en Espartinas es un reto a Sevilla. A pocos kilómetros y a la misma hora. “A la corrida de Espartinas acudirán mis seguidores y mis amigos de México, de Francia, de muchos lugares. Quieren verme y podrán hacerlo en este festejo que será especial”.

Pablo Lozano comentó que “con respecto a Madrid no ha habido movimientos. Espero que nos llamen para Madrid. Nuestro deseo es matar seis toros en Madrid para celebrar los 20 años de alternativa. La empresa lo sabe”.

Diego hizo una reflexión final: ¿Puede una figura pedir una ganadería que se adapte mejor a sus condiciones? Queremos otro tipo de toros. Es natural que haya tensión con Fermín Bohórquez. Ahora no tenemos relación. Es normal que el ganadero esté molesto.

Se le preguntó por un festejo en Sevilla el 12 de octubre. “Queda mucho. No se trata de hacer un alarde de valor. El año próximo vendré si me gusta la ganadería y el cartel; ya veremos si vuelvo a Sevilla“.