La tarde de Diego Ventura en Gijón fue a más, brillando en sus dos toros en magníficos tercios de banderillas. Al primero de la tarde lo paró con Buena Vibra, clavando dos rejones de salida. En banderillas ha brillado especialmente con Chalana con sus galopadas de costado y sus batidas a pitón contrario. Puso dos banderillas con este caballo y otras dos con Cheke, que volvió a demostrar su buen momento con dos quiebros muy buenos. Concluyó esta templada faena con Remate colocando tres cortas y mató a la primera, cortando una oreja.

En el cuarto, segundo de lidia a caballo, ya que Ventura alternaba hoy con Enrique Ponce y Sebastián Castella, se superó. El toro se movió menos, pero Ventura aplicó sus conocimientos y su maestría para sacarle todo el partido posible. Lo paró con Demonio, clavando dos rejones de castigo. Oro hizo honor a su nombre en banderillas pos sus magníficas galopadas de costado y su forma de ir al toro para clavar. Milagro aumentó la tensión de la faena con sus espectaculares quiebros y Ordóñez hizo las cosas muy bien, completando una faena que de nuevo concluyó con Remate colocando cortas al violín. Mató de rejón certero y el público pidió con fuerza las dos orejas para Ventura, premios que fueron concedidos por la presidencia y que convirtieron a Ventura en el triunfador de la tarde.

Ficha del festejo:

Plaza de toros de Gijón. Corrida goyesca. Más de media.

Toros de San Pelayo, para rejones, y José Vázquez.

Diego Ventura, oreja y dos orejas.

Enrique Ponce, ovación y oreja.

Sebastián Castella, silencio y oreja.

 

A %d blogueros les gusta esto: