Víctor Puerto. Foto: Rocío de la Oliva

Rocío de la Oliva Martos. El pueblo de Alcalá del Río se propuso hace unos años que el día de Andalucía fuera taurino. Tras la suspensión por lluvia el año pasado, hoy se celebró un festival. Con media entrada, todos nos pusimos de pie en cuanto sonó nuestro himno al terminar el paseíllo.

Se lidiaron cinco novillos; dos de Los Azores, Soto de la Fuente, Juan Pedro Domecq y Fuentespino. En el cartel, Lea Vicens, Julio Aparicio, Víctor Puerto, Salvador Cortés, y el novillero Kevin de Luis.

Lea Vicens, en primer lugar, fue acogida con gran cariño por todo el público, la dulzura de su cara no acompañó al aire de la faena. Pasó dos veces en falso con el rejón de castigo. Siempre por el pitón derecho, puso cuatro banderillas largas y dos cortas. Tras algunos pinchazos, cortó una oreja.

Julio Aparicio, en su “vuelta a los ruedos” como anunciaba el cartel. Las Islas Cíes están más cerca que su valor, La Giralda es más baja que su espada y la oportunidad podría haber sido para otro que lo necesitara. El silencio fue un gran premio.

Víctor Puerto, al que podríamos llamar el torero de la sonrisa, nos recordó que hubo una época en la que fue figura. Hizo lo que y donde el toro le pedía. En conexión total con el público, la muleta a media altura, aguantando al novillo, ligando por la derecha y por la izquierda, incluso con adornos que pusieron la faena en el punto más alto. Todo ello rematado con una gran estocada en toda la cruz. El novillo se fue directo a las tablas y cayó rodado. Dos orejas.

Salvador Cortés quiso montarse encima del novillo y lo hizo, el más grande por cierto. Pero el animal falto de fuerzas dijo que no quería más pelea y poco más pudo hacer. Una oreja a su voluntad.

Y Kevin de Luis, con buenas maneras pero sin la chispa de novillero, no consiguió llamar la atención del público, pero se le ve relajado y parece que torea en el campo. A pesar de no conectar con el tendido, el presidente decidió concederle dos orejas y el rabo.

Alcalá del Río. Media entrada. Dos novillos de Los Azores, Soto de la Fuente, Juan Pedro Domecq y Fuentespino.

Lea Vicens, oreja.
Julio Aparicio, silencio.
Víctor Puerto, dos orejas.
Salvador Cortés, oreja.
Kevin de Luis, dos orejas y rabo.

Todos salieron andando por la puerta grande.

A %d blogueros les gusta esto: