Chicuelo-II-AlternativaEl 24 de octubre de 1953 tomó la alternativa en Valencia el diestro Manuel Jiménez Díaz (Chicuelo II).  Domingo Ortega le cedió el toro “Palomito”, de doña Pilar Sánchez Cobaleda, figurando como testigo el madrileño Dámaso Gómez. Cortó una oreja en el toro del doctorado.

Nació el 16 de junio de 1929 en Iniesta (Cuenca), aunque se le consideraba de Albacete, donde empezó a dar sus primeras muestras de querer dedicarse profesionalmente al mundo de los toros. Así, tras intervenir en diferentes festejos populares celebrados en su entorno local, en 1952 debutó en una función de novillos sin picadores verificada en el coso de la capital albaceteña, con lo que dio inicio a una larga andadura de aprendizaje novilleril que, tras dos años de dura brega, le llevó de nuevo al redondel de dicha ciudad manchega, esta vez para debutar en una novillada asistida por el concurso de los del castoreño. Corría, a la sazón, el día 24 de junio de 1952, fecha en la que compartió cartel con los jóvenes principiantes Fernando Jiménez y César Girón.

Confirmó alternativa en México ese mismo invierno y haría lo propio en Las Ventas al año siguiente, de manos de Jumillano, en presencia de su paisano Pedrés y toros de Carlos Núñez, cortando cuatro orejas y repitiendo éxito en su siguiente comparecencia en Madrid. Torero de gran ambiente y numerosos partidarios, su final llegó aquel día de enero de 1960. Vaya desde aquí nuestro recuerdo a tan valiente e infortunado matador.

El 21 de enero del 60 falleció en un accidente de aviación. Chicuelo volaba de Nueva York a Bogotá y regresaba de adquirir piezas para su “Cadillac” azul, sin duda signo externo poco permitido para cualquier común de la época.

Néstor Luján dijo: “era un monstruo de valor, parecía invulnerable ante los toros e inasequible a cualquier técnica que no se basara en la más trágica espectacularidad”, mientras.

Zabala opinaba “fue un torero valiente -rayando en lo temerario-, pundonoroso y con particular concepción de la lidia”.

La realidad es que un torero de masas por su tremendismo.

A %d blogueros les gusta esto: