Séptima de abono en Sevilla. Lleno, aunque no se puso el no hay billetes. Se lidiaron tres toros de Jandilla, dos de Zalduendo, segundo y sexto, y uno de La Dehesilla, el cuarto que fue sobrero por otro de Jandilla muerto al derrotar contra un burladero. Buenos los de Zalduendo. Al segundo se le dio la vuelta al ruedo.

César Rincón: silencio y silencio.
Sebastián Castella: dos orejas tras aviso y ovación.
José María Manzanares hijo: silencio y una oreja.

A %d blogueros les gusta esto: