De nuevo un matador de toros ha centrado la atención en el Pabellón durante la última jornada de la X Feria Mundial del
Toro. En esta ocasión ha sido el jiennense Curro Díaz quien ha firmado autógrafos a los aficionados durante más de una hora y media, disfrutando de una experiencia puesta en práctica por primera vez en esta décima edición del certamen.

Curro Díaz coincidió con la Banda del Maestro Tejera, que le dedicó el pasodoble Suspiros de España justo antes de comenzar la firma. Este pasodoble sonó durante una faena de Curro Díaz en la Maestranza sevillana.Cientos de aficionados han vuelto a hacer cola en el Pabellón comercial para obtener la firma de un torero, lo que consolida a esta actividad como una de las más exitosas de esta nueva edición del certamen.

Foto: Arjona / Toromedia

A %d blogueros les gusta esto: