Francisco Medina: “Quiero toros que den espectáculo”

La ganadería de El Ventorrillo, propiedad de Francisco Medina, ha seguido durante la temporada 2004 la línea ascendente que ya emprendiera en años atrás. Las buenas corridas que ha lidiado en Sevilla y Madrid la han colocado en un lugar de privilegio entre las divisas de bravo. El ganadero manchego se muestra bastante satisfecho de la temporada. “Ha sido un año muy importante para mi ganadería. He lidiado una buena corrida en Sevilla; estoy contento de la de Madrid, tampoco me quejo de las de Santander, Dax y Brihuega. Han sido cinco corridas de toros y lo mejor es que en todas han salido algunos toros buenos, al menos según lo que quiero de mis toros”.

La ganadería de Medina tiene procedencia Juan Pedro Domecq. El ganadero tiene bastante claro del toro que le gusta, “que debe ser un animal que ofrezca espectáculo, porque muchos ganaderos estamos cometiendo el error de criar un animal que es más bien la tonta del bote. Ese toro siempre es el bravo, que es el que da ese espectáculo que reclamo”.

Con este punto de vista, Francisco Medina cree que “al final el ganado tiene la personalidad de su criador”. Por ello, “no creo en la individualidad de los encastes, sino que pienso que cada uno le imprime su carácter al toro y no se puede medir con el mismo criterio a todo lo que procede de un mismo tronco”.

Su evolución es bastante curiosa, “porque al principio era más torerista que torista, entre otras cosas porque quise ser torero, pero luego me di cuenta que estaba equivocado. Ahora busco un toro que interese mucho a los aficionados, que dé ese espectáculo que me parece fundamental. Admiro mucho a Juan Pedro Domecq, pero a estas alturas ya creo que mis toros tienen un estilo muy definido y casi no se parecen ni en las hechuras ni en el comportamiento”.

Matiza este aspecto de las hechuras en las plazas en las que ha lidiado en 2004, “que son casi todas de primera categoría y que me exige un toro de un trapío alto. La corrida de de Santander, que es plaza de segunda, tenían varios toros aprobados en plazas de primera. Es que hay que lidiar en plazas de mucha categoría, siempre que sea posible”.

Hay demanda de corridas de El Ventorrillo para el año próximo, “porque los empresarios tiene una gran responsabilidad en los festejos que organizan y quieren siempre asegurarse” Y esa demanda se refleja en un detalle: “Si hubiera tenido cien corridas este año, las hubiera vendido”.

A pesar de la alta demanda, no pretende subir el número de corridas de las próximas temporadas. “El año próximo volvemos a Sevilla, que es la primera que se prepara todos los años, pero no vamos a Madrid y sí que estaremos en Bilbao. El resto de la camada irá a Zaragoza, San Sebastián, Dax y Almería. Además, tengo preparadas cuatro novilladas, una de ellas para Madrid. No hay más posibilidades y tampoco pretendo subir el número de toros, porque tampoco tengo una estructura que me lo permita”.

Su número ideal sería alcanzar ocho corridas de toros, “porque todo lo que suba esa cifra puede suponer que se me escape de las manos la ganadería”.

EL TORO MAS COMPLETO DEL AÑO

El toro de la camada del pasado año lo tiene muy claro el ganadero. “Creo que el toro que se acerca más al ideal que tengo es el número 69, lidiado en Santander el día 29de julio, de nombre Platero. Fue un toro bravo, bravo de verdad. El primer puyazo duró tres minutos y Miguel Abellán lo puso otra vez y se arrancó le pegaron de nuevo muy fuerte. En la muleta también se comportó como bravo. Me encantó en todos los aspectos. El año que viene hay algún hermano preparado, por ejemplo en Sevilla”.

A %d blogueros les gusta esto: